Diez razones para estudiar en España
1 Un sistema sólido con un programa educativo eficaz

España cuenta con un sistema educativo de calidad, avalado por una de las tasas de escolarización y uno de los niveles de gasto por alumno más altos de los países de la OCDE, según el informe “Política educativa en perspectiva”. Además, la ratio de alumnos por profesor es inferior en España a las de la OCDE y de la UE en todos los niveles educativos.

Los datos de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), recogidos en “La Universidad Española en Cifras”, reflejan también que el rendimiento académico del Sistema Universitario Español se encuentra entre los mejores de la OCDE: el 78,5% de los universitarios se licencian -el 86,5% en el caso de los centros privados-, frente a la media de la OCDE que está en torno al 70%.

2 Un idioma global

El español tiene más peso en el ámbito del estudio, empresarial y financiero. Es la segunda lengua más hablada del mundo con más de 572 millones de hispanohablantes y es el idioma oficial de 20 países. Además está en pleno crecimiento: más de 20 millones de personas lo están aprendiendo y el número de hispanohablantes crecerá hasta los 754 millones en 2050. Según el informe “El español, una lengua viva”, del Instituto Cervantes, la contribución del conjunto de los países hispanohablantes al PIB mundial es del 6,4% y compartir idioma duplica los intercambios comerciales entre los países. Los diplomas DELE (Diploma de Español como Lengua Extranjera) que otorga el Instituto Cervantes son títulos oficiales reconocidos internacionalmente y con validez indefinida.

3 Una extensa red de universidades y centros de prestigio

La oferta formativa universitaria, tanto pública como privada, de nuestro país es extensa. En la actualidad hay más de 80 centros universitarios que a su vez tienen registrados unos 500 Institutos de Investigación. Además, existen una treintena de Escuelas de doctorado y cerca de un centenar de Parques Científicos y de Investigación para continuar con una formación de alto nivel.

Nuestra oferta educativa es de gran calidad, prueba de ello es que se ha convertido en el primer país receptor de estudiantes de la beca europea Erasmus desde 2001. Además, 10 de las 20 universidades elegidas por los Erasmus europeos son españolas. Por otra parte, 13 universidades españolas  están entre las 500 más reconocidas del mundo, según el ARWU World University Rankings.

4 Enseñanza volcada en la innovación

La integración de las TICS en los centros educativos y la formación del profesorado es una prioridad constante. El estudio “Survey of Schools: ICT in education”, impulsado por la Unión Europea, destaca el buen nivel de equipamiento TIC en las aulas españolas, comparados con la media europea. En este sentido, el Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado (INTEF) juega un papel fundamental en la búsqueda de la excelencia y la innovación entre los docentes.

5 Formación e investigación

España es líder mundial en excelencia académica, innovación, tecnología y transferencia de conocimiento al sector industrial. Nuestro país ocupa la 11º posición en publicaciones científicas, según Scimago Journal Rank (SJR, 2015). Las áreas con más publicaciones científicas son Medicina (más de 25.000), Ingeniería (más de 11.000) y Bioquímica, Genética y Biología molecular (cerca de 10.000), según datos del Observatorio Español de I+D+i (ICONO).

6 Sectores de vanguardia

España es líder europeo y tercero del mundo en biotecnología aplicada a la agricultura. También está entre los cinco primeros en bioquímica y biología molecular, según destaca la UE. España también cuenta con una extensa red de centros de investigación de alto nivel vinculados a muchas facultades y centros formativos españoles. Las instalaciones del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) o las Infraestructuras Científicas y Técnicas Singulares (ICTS) son algunas de las más destacadas.

7 Pioneros en formación gastronómica

España es reconocida en todo el mundo por su cocina de vanguardia, gracias a cocineros como Arzak, Adrià o los hermanos Roca, entre otros. Personas de todo el mundo vienen a nuestro país a estudiar en nuestras Escuelas de Alta Cocina. Entre ellas destaca el Basque Culinary Center, un centro único en Europa que alberga una facultad de Ciencias Gastronómicas y un Centro de Investigación e Innovación en Alimentación y Gastronomía.

8 Estudios artísticos

En nuestro país existe una completa red de Conservatorios Superiores de Música, Danza y Arte Dramático y prestigiosos centros como el conservatorio Berklee College of Music o la Real Escuela de Arte Dramático, donde se imparte música, danza o arte dramático al más alto nivel. España es un país puntero en el diseño de moda y de interiores, pero en el diseño de animación videojuegos también empieza a despuntar. Existe una amplia oferta formativa tanto para diseño de moda con el Instituto Europeo di Design (IED), y el IADE Escuela de Diseño de la Universidad de Alcalá, como para los videojuegos, la animación o el interiorismo con la ESNE.

9 Una Formación Profesional y Técnica orientada al empleo

La Formación Profesional (FP) ofrece muchas salidas profesionales. La FP se organiza en ciclos de Grado Medio y Superior, y se agrupan en torno a 26 familias profesionales que se imparten en más de 3.600 centros docentes. Cerca de 800.000 alumnos optan por esta formación cada año, una cifra que se ha duplicado en los últimos años debido a su alta empleabilidad.

10 Postgrados y Másteres

En España más de 100.000 personas estudian un máster oficial. Además, nuestro país acoge algunas de las más prestigiosas escuelas de negocio del mundo, entre ellas IE, ESADE, IESE y EADA, según el Global MBA Rankings de Financial Times. En posición de liderazgo también se encuentra EOI, incluida entre las mejores del mundo en el ranking web de Business Schools; y la ESIC, que se sitúa en el entre las únicas 10 Escuelas Europeas que aparecen en el Top-Tier Employability del QS Global 250 Business Schools Report 2017. Tampoco podemos obviar el “tirón” que tienen los cursos de verano de nuestras universidades.