Férula impresa en 3D de Exovite. Foto: Exovite

Alzhup es una aplicación destinada a ayudar a personas que sufren Alzhéimer.

Las empresas españolas apuestan por la salud y la tecnología

El 8,5% de las empresas emergentes registradas en España están englobadas en el sector de la salud.
11/05/2018

Tecnología y salud están intrínsecamente unidas. Esta interrelación ha vivido un fuerte impulso en los últimos años en España. Gracias a ello, nuestro país se ha situado en posiciones de liderazgo en campos de la medicina que juegan un papel fundamental en el desarrollo de nuevos tratamientos y formas de investigación. Grifols es un ejemplo de ello. Es la tercera compañía del mundo en producción de hemoderivados y plasma. Pharmamar, por su parte, está a la cabeza en la creación de medicamentos innovadores de origen marino para el tratamiento de cáncer.

Los centros de investigación públicos y privados y las grandes farmacéuticas no son las únicas entidades en innovar en el sector de la salud. Con el desarrollo del eHealth (eSalud) han surgido numerosas startups centradas en la generación de nuevos tratamientos, formas de investigación o en servicios de telemedicina. Según el informe ‘Mapeo de iniciativas y emprendimientos en Salud en España’, presentado en octubre de 2017 por el centro de innovación social Impact Hub Madrid y la compañía farmacéutica Takeda, el 8,5% de las 3.000 empresas emergentes registradas en España están englobadas en el sector de la salud, “un ámbito que en los últimos años está creciendo a un ritmo anual del 53%”, destacan.

Entre las startups dedicadas a la generación de nuevos medicamentos destaca Stemtek Therapeutics. En su lucha contra el cáncer, esta biofarmacéutica ha desarrollado “Cell2Sphere”, unas placas de cultivo de células madre tumorales en tres dimensiones que permiten hacer una muestra media en laboratorio y que están preparadas para ser introducidas directamente al incubador. Cell2Sphere se compone de placas de plástico de 96 puntillos y contiene cultivos de esferoides tumorales sólidos en tres dimensiones, en lugar de en dos, para que el ensayo refleje mejor la biología del tumor y los resultados obtenidos sean más fiables. Este producto facilita la labor de testado de los medicamentos de las farmacéuticas en distintos tipos de tumores.

Quibim nació como un spin-off (división) del Instituto de Investigación del Hospital Universitario y Politécnico de La Fe. Aplica inteligencia artificial y modelos computacionales avanzados a imágenes radiológicas para medir objetivamente los cambios producidos por una lesión o por un tratamiento farmacológico, ofreciendo información cuantitativa adicional al enfoque cualitativo de la radiología. En 2017, su proyecto de internacionalización recibió la ayuda IVACE, Acciones de promoción en el exterior Quibim 2017.

DART Radioterapia también surgió de las actividades de I+D de una entidad investigadora pública, el Grupo de Investigación en Radiofísica de la Universidad de Santiago de Compostela. Esta empresa ha alcanzado relevancia gracias al diseño de un detector que evalúa la precisión de los tratamientos de radioterapia hospitalaria que se aplican a los pacientes con tumores. Resulta especialmente adecuado para campos de radiación pequeños. Se trata de una tecnología rápida y fiable que permite maximizar el tiempo de trabajo en los hospitales, aumentado el número de pacientes a tratar sin disminuir la calidad de los tratamientos. En la actualidad, estos detectores de radiación son empleados en diversos centros europeos de Alemania y Suecia.

La Universidad Politécnica de Madrid también ha gestado su propia compañía emergente, Aura Innovative Robotics, dedicada al desarrollo práctico de soluciones robóticas médicas para el diagnóstico precoz de enfermedades neurológicas y el tratamiento de distintas dolencias de gran impacto. Esta plataforma, con más de seis años de recorrido, cuenta con el impulso y la cofinanciación de la Fundación ONCE, AMETIC, el Ministerio de Economía y Competitividad, el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial y el Ministerio de Industria, Energía, Turismo y Agenda Digital. Fue finalista en la categoría Healthcare & Biotech del South Summit de 2016 y 2017.

Exovite es una start-up biotecnológica que ha diseñado un revolucionario sistema en 3D para la inmovilización y rehabilitación de traumatismos. Su sistema se basa en la impresión de férulas a medida con tecnología 3D e incluye un dispositivo de electro-estimulación para inmovilizaciones más prolongadas que ayuda a reducir la pérdida de masa muscular y promueve una recuperación más rápida.

Actualmente está en proceso de expansión en 3 países, con más de 10 clínicas médicas, y ha ganado una docena de premios y reconocimientos internacionales, entre ellos el TIE Silicon Valley 2017, Top50 Startup más Tecnológica del Mundo.

 

Telemedicina

La mayor parte de las nuevas empresas emergentes se engloban en el ámbito de la telemedicina, con aplicaciones móviles especializadas en la prevención y el seguimiento de enfermedades. A través de su ConsultaSalud la española Ehumanlife proporciona acceso en cualquier momento a especialistas de prestigio internacional mediante video llamada. Así, las personas pueden obtener asesoramiento médico desde cualquier lugar, evitando desplazamientos y listas de espera. Este innovador servicio ha sido merecedor en 2018 del Premio Innova.

Por tu parte, Mediktor presenta un software evaluador de síntomas avanzados, capaz de reconocer lenguaje natural. Utiliza una inteligencia artificial que guía el interrogatorio como lo haría un médico de urgencias, variando la secuencia de preguntas en función de las respuestas recibidas. Tras la realización de unas 15 preguntas, emite un listado de posibles enfermedades ordenadas de más a menos probables junto con información sobre qué especialista es el indicado para diagnosticar y tratar cada una de las enfermedades y recomienda con qué urgencia se debe consultar. De este modo, a través de la aplicación resulta sencillo obtener una primera valoración del diagnóstico y los procedimientos a llevar a cabo. Esta empresa emergente resultó ganadora en la categoría de Healthcare & Biotech del South Summit de 2017.

Alzhup es una aplicación destinada a ayudar a personas que sufren Alzhéimer. Su objetivo es ofrecer un servicio de valor para las personas que viven con esta enfermedad, sus familiares y su entorno. Destaca por ser el primer servicio digital con una terapia homologada ya integrada, lo que facilita su manejo por parte de los enfermos. Gracias al uso de nuevas tecnologías, se crea un banco de recuerdos personalizado de cada paciente donde se incluyen fotos, video o sonidos. La plataforma ganó la primera edición de los premios The Venture en España 2016.

Todas estas empresas emergentes son un ejemplo significativo del emprendimiento español en el sector de la salud. Para apoyar la creación de nuevas startups, en 2016 nació el primer programa de aceleración de empresas emergentes en eSalud, el eHealth Startup Program. Ha sido puesto en marcha por el Instituto Europeo del Emprendimiento (EIE) y la Asociación de Investigadores de Salud (AIES) con el fin de apoyar a empresas de salud digital que se encuentran en sus primeras fases.