Marca España, nombrada oficialmente como organismo impulsor del español

El Boletín Oficial del Estado (BOE) recoge hoy el nuevo estatus de la Oficina del Alto Comisionado para la Marca España que fija nuestro idioma como un “instrumento esencial en la promoción internacional de España” y un “área de especial relevancia” para el proyecto encabezado por el Alto Comisionado, Carlos Espinosa de los Monteros.
02/02/2018

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha hecho oficial hoy el nombramiento de la Oficina del Alto Comisionado para la Marca España como organismo que aglutinará y coordinará las diferentes acciones e iniciativas que se desarrollen en torno a la estrategia nacional para la promoción de la lengua española como lengua global.

Actualmente coexisten en torno al idioma y a la cultura en español medidas e iniciativas dispersas. Para dirigirlas e impulsar otras nuevas, el Gobierno ha modificado la norma reguladora del Alto Comisionado del Gobierno para la Marca España (Real Decreto 998/2012) a través del Real Decreto 49/2018, con el que se le confiere a Marca España de la capacidad para desarrollar la estrategia nacional para la fomento del español con una visión global.

De este modo, el cargo de Alto Comisionado para la Marca España, que ostenta Carlos Espinosa de los Monteros, pasa a denominarse Alto Comisionado para la Marca España y la promoción del español, y mantendrán su dependencia orgánica del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, a través del Consejo de Política Exterior.

El español, lengua global

El eje fundamental de la acción del Estado destinado a impulsar el valor y el empleo del español se engloba dentro del proyecto ‘El español, lengua global’.

Entre las medidas que se han programado para iniciar este proyecto destaca el diseño de un “Plan Empresarios por el español”, similar al Plan ADO Olímpico, en el que se integrarán como patrocinadores empresas y multinacionales españolas e iberoamericanas.

También figuran otras medidas, como el lanzamiento de un Erasmus Iberoamericano; la creación de “Embajadores del español, lengua global”; el diseño de una plataforma gratuita de contenidos digitales en español; o la puesta en marcha de incentivos para el impulso de la programación en español de nuevas aplicaciones, servicios y tecnologías digitales.