Las exportaciones españolas marcan un nuevo máximo histórico

  • Economía

Las exportaciones españolas marcan un nuevo máximo histórico

 Varios operarios realizan los trabajos de carga del primer envío de cítricos al mercado ruso de la empresa valenciana Torres & Schuback. Foto: EFE/Rubén Francés (EFE)
Varios operarios realizan los trabajos de carga del primer envío de cítricos al mercado ruso de la empresa valenciana Torres & Schuback. Foto: EFE/Rubén Francés (EFE)

España sigue batiendo récords en sus exportaciones. Entre enero y junio de este mismo año, nuestro país ha incrementado su volumen de exportaciones de mercancías un 10% con respecto al mismo periodo del año pasado. En números, según los datos aportados por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, España ha alcanzado este último semestre los 140.876 millones de euros, lo que supone el máximo histórico de la serie para el acumulado en este lapso.

Gracias a esta subida exponencial de las exportaciones, España ha logrado suplir el hueco económico que dejó tras de sí la construcción convirtiéndose en menos de diez años en la 16ª potencia mundial, tras adelantar a Rusia y Taiwán en el último ranking de la Organización Mundial de Comercio.

Y no es para menos porque el peso de las exportaciones en nuestro país ya supone más del 33% del PIB. Además, para 2019 las previsiones que maneja el Ministerio de Economía estiman que su importancia alcance el 35%.

De esta manera, gracias a sus exportaciones España encabeza tanto el crecimiento del PIB como el volumen comercial de las economías más avanzadas del mundo. Pero eso no es todo, porque a nivel europeo nuestro país se sitúa por delante de la Eurozona, donde en su conjunto las exportaciones ascendieron un 7,7%. Mientras, aquellas provenientes de la Unión Europea repuntaron un 7,9%.

Por países, tan solo el Reino Unido logra superar el mercado exportador español al crecer un 18,3%. Por su parte, las exportaciones originarias de Italia se incrementaron un 8%, las de Alemania un 6,1% y las de Francia un 3,5%. Fuera del viejo continente, las ventas de Estados Unidos se acrecentaron un 6,7%, en China un 5,3% y en Japón un 9,5%. Todas por debajo de las españolas.

Suben las exportaciones y las importaciones

Este éxito comercial se ha visto reflejado gracias a la notable mejora de la competitividad de las compañías españolas desde 2012. Así, en los últimos 12 meses, España exportó 267.364 millones de euros, un 5,6% más que con respecto a 2016. De seguir así, a finales de año nuestro país volvería a batir un nuevo récord.

Por sectores, los bienes de equipo, que representan el 20% del total de las exportaciones, fueron los que más elevaron su cotización con un ascenso del 8,8%. Seguidamente llegan los productos de alimentación, bebidas y tabaco, los cuales se elevaron un 9,7%. Por su parte, el crecimiento del sector del automóvil, que representa el 17,2% del total, fue del 0,1%.

También sobresale la elevada subida de las importaciones. España, que nunca había comprado tantos bienes y servicios al exterior, está viendo como la reactivación de su demanda interna ha disparado las compras internacionales. En este último semestre, las empresas españolas adquirieron un 11,8% más que hace un año, logrando un récord de 151.963 millones de euros, la mejor cifra de la serie histórica.

España compró sobre todo en la Unión Europea (el 55,1%), aunque crecen las adquisiciones fuera de la Eurozona (en un 18.9%).

Las compras de petróleo y derivados impulsaron en el primer semestre de 2017 las cifras de importaciones, cuyo volumen creció un 5,4% interanual por el aumento de su precio en un 6,1%. A su vez, las importaciones de productos no energéticos (bienes de equipo, bienes de consumo duradero, piezas de automóvil, etc.) suponen el 86,4% del total de las compras que nuestro país realizó al exterior.

De todos esos porcentajes, los expertos destacan que el aumento del 21,4% en la adquisición de bienes de equipo en el exterior es un dato positivo porque se traduce en que las empresas prevén un aumento de la demanda.

Todos estos datos dejan constancia de la prolongada recuperación económica de nuestro país y destacan la mejora de la actividad empresarial española.