Ganadores de 2017 del Premio Unión Europea de Patrimonio junto a Plácido Domingo, Presidente de Europa Nostra, Tibor Navracsics, Comisario Europeo de Educación, Cultura, Juventud y Deportes, Presidentes de los Premios y Alcalde de Turku, Aleksi Randell. Foto: Europa Nostra/Felix Quaedvlieg

Los Premios Europa Nostra distinguen a España

Los proyectos de restauración de la Fortaleza de Cap Enderrocat en Llucmajor y la cubierta de las ruinas del Monasterio de San Juan en Burgos han recibido este reconocimiento.
06/04/2018

La combinación de culturas con siglos de antigüedad hace de España un lugar único, pues se trata del tercer país del mundo con más bienes declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO. Un legado patrimonial de este calibre merece todas las atenciones y por ello son muchos los proyectos que abogan por una firme conservación del patrimonio. Entre todos ellos, dos han sido los galardonados con el Premio Unión Europea de Patrimonio Cultural - Premios Europa Nostra que se concede cada año.

La fortaleza más grande de Baleares

Por un lado, se ha llevado los honores la reconversión de la Fortaleza Cap Enderrocat en un lujoso hotel en Palma de Mallorca. La restauración de este antiguo edificio militar clasificado como Bien de Interés Cultural se ha llevado a cabo de la mano del arquitecto Antonio Obrador, respetando en todo momento su riqueza patrimonial y el entorno natural protegido de la zona.

La curiosa historia de esta construcción se remonta a 1898, cuando se edificó como parte del sistema de defensa de Palma hasta convertirse en la fortaleza más grande de las Islas Baleares. Sin embargo, a partir de la década de los 40, empezó a sufrir un grave deterioro. Finalmente, y a lo largo de un proceso que duró 15 años, se transformó en el actual hotel que, afortunadamente, no ha olvidado su pasado, pues alberga una colección de fotografías de 1910 a 1930 y organiza visitas guiadas. Para el jurado que otorgó el premio, la restauración de esta fortaleza y su exitosa reutilización es “un buen modelo para otros sitios similares en Europa”.

Un monasterio de Burgos del siglo XI

El segundo proyecto que resultó premiado fue el de la construcción de una cubierta para preservar el Monasterio de San Juan en Burgos, un importante monumento de la ciudad, cuyo origen se remonta al siglo XI. La historia de este edificio es la de todo un superviviente: sufrió dos incendios en los siglos XV y XVI y el conflicto del siglo XVIII, por lo que hasta nuestros días han llegado sólo el claustro, la sala capitular y las ruinas de la iglesia.

En el siglo XX comenzaron los esfuerzos de conservación para que no cayera en el olvido y en 1968 se instaló allí el Museo Municipal “Marceliano Santa María”, dedicado a las obras de este pintor burgalés. La “apuesta” por este espacio ha continuado y el Ayuntamiento ha optado por ofrecer una sala de exposiciones en el claustro y por convertirlo además en un lugar en el que se suelen organizar eventos como exposiciones, congresos, actividades musicales… Todo un reenfoque cultural y un trabajo de conservación, que según el jurado que otorgó el premio es “un trabajo de alta calidad” y “ofrece una protección efectiva de la condición natural de la ruina”.

Aunque sí son los más recientes, estos no son los únicos trabajos españoles que han recibido esta distinción. Europa Nostra ha reconocido 194 proyectos españoles hasta 2017, lo que nos convierte en el país europeo más premiado en este sentido.