“Me surgió la oportunidad de hacer una subasta caritativa para una fundación del Papa que se llama Scholas Ocurrentes”. Foto: Domingo Zapata

Domingo Zapata acaba de presentar una nueva colección de cuadros pintados junto con el cantante Alejandro Sanz. Foto: Domingo Zapata

Domingo Zapata, el español que conquista Estados Unidos con su arte

Bautizado como el “nuevo Andy Warhol”, este pintor mallorquín ha sido el primero en situar su arte en las gigantescas pantallas de Times Square en Nueva York. Además, acaba de estrenar Smile, una exposición de cuadros pintados junto con el cantante Alejandro Sanz.
31/05/2018

De Mallorca a Nueva York, pasando por Londres o Washington. Domingo Zapata (Palma de Mallorca, 1974) se ha convertido en un verdadero trotamundos. Y no es para menos porque su arte es reclamado en las mejores galerías internacionales. Además, su carácter independiente y su vanguardismo le han llevado a ser conocido como “el nuevo Andy Warhol”.

Zapata se ha convertido en toda una estrella en Estados Unidos. Se ha atrevido a personalizar la Mona Lisa de Da Vinci y customizar iconos populares como Minnie Mouse o Mr. Bean. Además, retrató a las diez mujeres más bellas del planeta en su proyecto Ten y escribió la letra de una canción en español para Michael Jackson.

Ahora ha sido el primer español en mostrar su arte en las pantallas publicitarias de Times Square en pleno corazón en Nueva York y acaba de estrenar una nueva colección de cuadros pintados junto con el cantante Alejandro Sanz.

¿Los mejores museos del mundo se le han quedado pequeños?

No, yo creo que nada es pequeño, todo es relativo. Creo que lo único que hay que hacer es trabajar, pintar, esforzarse y cuando te llega una oportunidad hay que aprovecharla. Al final, lo que tienes que hacer es expresarte y aprovechar las oportunidades que se te presenten.

¿De qué trata la propuesta que se proyecta en la torre One de Manhattan?

Son una serie de videos de unos 15 segundos que se van emitiendo constantemente las 24 horas en los que voy pintando mensajes positivos. A partir de ahí empecé a hacerlo con colaboraciones de amigos como Alejandro Sanz, Jordi Moya, Rohan Marley, que es el hijo de Bob Marley…

Luego me surgió la oportunidad de hacer una subasta caritativa para una fundación del Papa que se llama Scholas Ocurrentes. Hablé con el Vaticano y les dije: “estoy en este proyecto y creo que sería interesante enviar un mensaje de educación y de arte, ¿podéis hablarlo con el Papa?”. Más tarde me respondieron que sí y eso es lo que hicimos. Fue un momento muy bonito, lleno de sensibilidad y magia… Porque, como católico que soy, que tengamos un Papa que apuesta por la innovación, el deporte y, sobre todo, por el arte, lo veo muy importante.

Si echamos un ojo a su currículum vemos que es un mallorquín que se fue a estudiar ciencias políticas a Londres y que ha terminado conquistando con su arte la Gran Manzana. ¿Cómo ha sido ese recorrido?

Bueno… (risas) pues fue un recorrido con muchísimo esfuerzo, pero con muchísimos sueños y muchísimas ganas. Aterricé en Estados Unidos hace casi 20 años para estudiar en Washington en la American University ¡y ya me quedé!

Me brindaron la oportunidad de poder compartir mi arte y ahora lo que debo hacer es seguir trabajando duro e intentar sorprender a la gente con mis composiciones.

Su padrino artístico fue el magnate George Soros, aunque el empujón social le provino de actores tan conocidos como Johnny Depp o Leonardo di Caprio, habituales compradores de sus obras.

Todo el mundo necesita de alguien que le apoye. Es fundamental y yo he tenido la gran suerte de contar con esa oportunidad y compartir mi experiencia con gente brillante y a la que admiro muchísimo.

Siempre intento no decepcionarles y después de casi 12 años pintando profesionalmente creo que puedo decir que estoy haciendo un buen trabajo (risas). Ahora tendremos que ver qué es lo que depara el futuro. Espero que grandes cosas para todos.

¿Quiénes son sus pintores de referencia, esos a los que más admira?

Miró, Picasso, Goya… En Estados Unidos está Warhol y todo el movimiento pop. Esa es mi base, desde el pop americano hasta el impresionismo francés y los grandes pintores españoles que tanto admiro.

Ahora que menciona a Warhol, usted es conocido como “el nuevo Andy Warhol”. ¿Está de acuerdo con el apelativo o, por el contrario, su estilo no es tan pop?

(Risas) Estoy muy agradecido con todas las comparativas que se han hecho sobre mi arte, pero aún me queda mucho por hacer y eso no depende de lo que digan ahora, sino de lo que digan en un futuro. Vamos a ver qué pasa más adelante.

También ha sido comparado con Pablo Picasso por sus pinturas taurinas. ¿Le gusta el mundo del toreo o es una reminiscencia a sus orígenes?

Es algo fundamentalmente cultural y de mis origines. Muchos de los grandes pintores españoles e internacionales han pintado los toros, por lo que casi tengo una obligación de hacerlo. Además, tengo grandes amigos toreros, los quiero mucho y admiro lo que hacen.

Durante su trayectoria se ha destacado como un pintor vanguardista y por haber customizado a personajes e iconos modernos como la Mona Lisa de Da Vinci, Mr. Bean, Spiderman o Marilyn Monroe, por ejemplo.

A veces hay que mirar al pasado para traer aquellas bases y hacer cosas nuevas con técnicas modernas y actuales. Me gusta mucho trabajar con obras que son inspiradoras como la Mona Lisa de Da Vinci, un autor increíble por todo lo que hizo, y mezclar su arte con sistemas presentes para ver si sale algo divertido de esa mezcla. En ese caso, mi idea era realizar un tributo a su figura y al mismo tiempo llevar su obra a un campo contemporáneo.

Además, se ha convertido en un verdadero pintor de celebrities, ya que ha retratado a Lady Gaga, Eva Longoria, Angelina Jolie, Kim Kardashian o Sofía Vergara.  

Como he dicho antes (risas), todo eso son oportunidades que llegan a tu vida. Fueron momentos muy bonitos el poder pintar a Sofía Vergara o Kim Kardashian. Son mujeres icónicas a las que mucha gente admira, incluido yo mismo.

Llegar a hacerles un retrato, que es un trabajo muy íntimo y delicado, es una maravilla porque te ayuda a conocer a gente afín a la que admiras. Tener esa oportunidad es algo maravilloso tanto personal como profesionalmente. Estoy muy contento y espero volver a hacerlo pronto.

Y ahora está inmerso en la exposición Smile, una colección de cuadros pintados junto con el cantante Alejandro Sanz. Cuéntenos más sobre esta iniciativa.

Acabamos de estrenar la exposición en Nueva York. La llevamos a Madrid el día 9 de junio y la mostraremos en la misma galería, la HG Contemporary. Tengo muchas ganas de ver qué tal se recibe en España.

Luego vamos a México con ella y haremos un tour para poder compartir el arte de Alejandro y el mío. Espero que le guste a la gente y disfrute de este trabajo tan nuevo y novedoso.

Arte y música. Música y arte. Dos disciplinas que siempre ha llevado consigo, ¿verdad? Porque además de pintor también tiene una faceta desconocida como compositor musical. Y entre sus creaciones destaca una canción que compuso en español para Michael Jackson.

Así es, creo que al final la pintura es composición. La expresión llega a través de la composición y la música es composición. Son dos artes que se pueden cruzar muy bien y que tienen una magia conjunta que se puede elaborar y compartir.

¿Cómo ve el arte que se hace en España?

Tanto en España como a nivel internacional el arte está en las calles, está en las redes sociales. Estamos en un buen momento artístico y yo lo sigo con avidez, me gusta y aprendo de él cada día.

Estoy muy contento de que, no solo en España sino en todos los sitios, tengamos ese arte urbano que va creciendo, se comparte en las redes sociales y del que todos podemos absorber cosas nuevas.